UN EXTRAORDINARIO SALVADOR :Su Presencia: Iglesia Cristiana Quito Ecuador: cristo, jesus, jesucristo, cristianos, dios, ecuador.php

Su Presencia: iglesia cristiana quito ecuador

Un Extraordinario Salvador

 

Jesús nació en un momento crítico de la historia  de Israel, después de que Israel  regresara del exilio en Babilonia (550 a.C.) se empezó a reconstruir de nuevo el templo, algunos profetas empezaron a anunciar una esperanza mesiánica, pero simplemente el tiempo pasó, esa esperanza desapareció y cesaron las profecías. Un siglo antes de Cristo ya se  habían perdido totalmente el control del imperio Judío, el ultimo reino Judío propiamente fue el de los macabeos, ese era el reino perfecto, un reino gobernado por sacerdotes, pero fueron conquistados por los romanos, fue entonces, en esa crisis de fe que se fortaleció  la esperanza de un Mesías (salvador para los judíos) próximo a venir y librar a Israel de toda opresión; es ahí cuando empiezan a aparecer varios mesías falsos y varios grupos que interpretaban su esperanza mesiánica y la ley de diferentes formas, entre ellos los fariseos, saduceos, zelotes, esenios.

Los Judíos, ya no eran Israel como nación plenamente hablando, a partir del regreso del cautiberio ya no se les llamaría más Israelitas, sino judíos; en realidad toda la región fue conquistada por los romanos quienes eran personas opresoras y sanguinarias; no permitían que los judíos restablecieran un gobierno como tal, si había una sospecha de rebelión simplemente mataban sin misericordia; pero sí les permitían tener cierta autoridad religiosa (aun se aprovecharon de esta para dominarles). Los impuestos que cobraban los romanos al final salían demasiado grandes, casi impagables, prácticamente dejando a todo pobre que en ese tiempo eran la mayoría  sin ninguna posibilidad de tener una vida mejor, los pobres eran extremadamente pobres, los ricos eran muy pocos y no existía la clase media o era casi nula; a más de esto había una tremenda opresión religiosa, no solo por los impuestos del templo, sino por la marginación que se hacía a varias clases sociales llamándoles impuros. La religión en ese tiempo se gobernaba en el Templo, la mayoría de sacerdotes eran saduceos, y el sanedrín que era como lo que hoy conocemos como Congreso Nacional, estaba dominado de fariseos  caracterizados  por ser implacables en el cumplimiento de las leyes, como Israel era un pueblo teocéntrico, altamente religioso, era muy importante el poder ser un ciudadano puro, porque quien no era puro era un ciudadano maldito. Las leyes creadas hasta ese entonces eran alrededor de 613 complementarias a las del decálogo, donde 248 eran mandatos y 365 prohibiciones  difíciles siquiera de aprenderse, más aun de cumplir, era tan imposible que ni siquiera los mismos fariseos podían cumplir (aunque si exigían que los ciudadanos cumplan). Los niños, mujeres y ancianos eran considerados una categoría menor de personas, los pobres, mendigos, enfermos eran considerados malditos y sin ninguna esperanza de algo mejor.

 

En este contexto nació Jesús, y Jesús no nace ajeno a esta situación, vivió en Nazaret, un pequeñísimo pueblo de Galilea. Galilea era una ciudad pobre, las personas de ahí muchas veces ni siquiera eran considerados puros solo por ser de Galilea, los hombres trabajaban de carpinteros (en ese tiempo como albañiles) y pescadores; como los galileos no podían sostenerse económicamente, los judíos de Jerusalén  dominaban su economía y religión.

Jesús realiza su ministerio ahí, donde nadie quiere ir, un pueblo menospreciado (había en ese tiempo un dicho que decía: ¿de Nazaret saldrá algo bueno?)

Jesús fue totalmente extraordinario, en ese difícil contexto y no siendo ajeno, sino viviendo esa crisis impactó el sistema de vida de esa región, con su forma de vivir logró que los que le seguían comenzaran a pensar en una mejor alternativa de vida, vivió de tal manera que motivó a que otros vivieran como Él. Se fue contra todo lo establecido, decía que el Reino de Dios es como una mujer que pierde una moneda y la busca hasta hallarla,  por encima de la interpretación de la parábola (Lucas 15:8-10-.), el solo hecho de que comparara el Reino con una mujer lo que ellos tanto esperaban como el Reino de Dios era totalmente opositora, porque la mujer era considerada un ser menos inteligente que el hombre, una clase más baja de persona; Jesús estaba dando dignidad a un ser marginado. Jesús iba en contra de todo lo establecido en esa época, cada palabra que decía, no en una enseñanza sino esas palabras que salen del diario vivir impactaba tanto a sus seguidores que a través de esa narrativa simple como es la parábola fue cambiando el paradigma de pensamiento que tenían  comúnmente y creando esperanza.

Sus amigos fueron pescadores, que no tenían ningún tipo de educación, publicanos que eran conocidos como sicarios o traidores, zelotes como llamaban a los guerrilleros; Jesús les escoge para que sean sus amigos, y lo extraordinario de todo esto a más de que escoge a quien nadie escogería, es que Jesús a este grupo les dice vamos a orar ¡es extraordinario! porque en ese tiempo no todos podían orar, para orar debían de estar cerca de un rabino, ni siquiera se podía decir libremente el nombre de Jehová, y solo los rabinos podían invocar el nombre Adonaí para invocar a Dios, pero Jesús les dice a esa clase de personas, ustedes pueden orar (Mateo 6:9-13), y aún más les dice: vamos a orar así: Abba padre; Abba padre era una palabra muy popular en esos tiempos para llamar a su padre (como decir “pa”). Jesús les estaba diciendo que Dios Padre estaba más cerca de lo que pensaban, y en esa convivencia, los discípulos, esos 12 que no servían para nada (llenos de una vida pasada oscura fueron teniendo un nuevo sentido de vida), Jesús les mostro la mejor forma de vivir, Jesús les enseño que la base es el amor al prójimo, el amor no te permite ser opresor y te hace valiente para resistir a los opresores.

Jesús escoge lo peor de esa sociedad  para traer un gran mensaje, como en la parábola del buen samaritano (Lucas 10:25-37), los samaritanos para los judíos eran gente totalmente despreciables, pecadores a tal punto que ya no se podían llamar Israelitas, en esta parábola Dios les dice no solo que aquel samaritano es su prójimo, sino que ese samaritano es alguien de quien deben de aprender; otro ejemplo es del centurión romano que se dirige a Jesús y le pide que sane a su criado que está muriendo (Mateo 8:5-13), y Jesús le dice vamos (¡Jesús iba a ir a la casa de un enemigo de su nación!, era un soldado romano, alguien pagano, tirano y opresor, los centuriones estaban encargados de vigilar a los judíos, si había algún intento de resistencia ellos les mataban, si no pagaban impuesto les mataban o cogían a sus hijos, hijas, esposas como esclavos sin ninguna misericordia), pero el centurión  le dice: no puedes entrar a mi casa porque no soy digno, o sea el centurión reconocía que era pecador, que su casa era inmunda, y le dice: solamente di la palabra y mi criado sanará; entonces Jesús respondió: en todo Israel no he visto una persona con tanta fe; esta declaración pegaba directo al orgullo de todo buen judío, Jesús les estaba diciendo que del centurión debían aprender su gran fe. Jesús no nos enseñó a juzgar, sino a vivir de tal manera que tu estilo de vida afecte el estilo de vida de los demás. Como alguien una vez dijo: “predica y si es necesario usa palabras”.

Cierto día Jesús les dice: si tienes tu ofrenda y sabes que tienes algo contra tu hermano, anda primero y arregla las cosas con tu hermano, entonces ven y presenta tu ofrenda y será agradable (Mateo 5: 23-24), les estaba diciendo que no sirve de nada ninguna disciplina espiritual o aparente obediencia si esta no se ve reflejada en el amor al prójimo

Jesús nos mostró la manera de establecer el Reino de Dios en la tierra y es esto: amarle a Él por sobre todo y amar al prójimo (Mateo 22:36-40, Mateo 4: 43-45). Jesús vivió de tal manera que motivo a que otros vivieran como Él y proclamaran su mensaje, Jesús dignificó la cultura de su época a la máxima expresión.

Nosotros que vivimos a Cristo nos hemos aislado, hemos hecho de la iglesia un grupo cerrado, porque si la iglesia viviera a Jesús, nuestra cultura ya hubiese sido dignificada.

Para Jesús el prójimo eran todos, especialmente los pecadores, Jesús amó a los pecadores y les dio la oportunidad de empezar de nuevo; pero aquellos que conociendo la verdad y teniendo la oportunidad deciden no aceptar su Reino, Jesús les resiste, así como resistió a los fariseos (Mateo 23: 13, 15-17). Jesús demanda todo a quienes deciden seguirle un día dijo: el que pone su mano en el arado y vuelve a tras no es digno del Reino de Dios (Lucas 9:62)

Como vivió Jesús:

·         Procuró llevarse bien con todos, fue amable pero firme en su llamado. Aún a Judas le llamó amigo.

·         Nunca se vengó

Romanos 12:17-18 dice: “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres”

·         Tuvo todo tipo de amistades, pero no se dejó influenciar por ellas, más bien Jesús influenció en ellas totalmente.

Juan 17: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.  Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.

·         Fue genuino siempre.

Juan 1:39 “Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

 

Así como Jesús, nosotros como cristianos, si somos el cuerpo de Cristo debemos hacer lo que Cristo hizo estando en cuerpo, Jesús transformó los valores éticos de su tiempo, fue reconciliador, ayudó a los hombres a descubrir la verdad, y esto es posible si aprendemos a relacionarnos con todos los que nos rodeen dando libertad, siendo luz.

Filipenses 2:15

para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo

Romanos 12:2

No os conforméis a este siglo, sino transformas por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios

 

 

 

 

 

 

   

Proximos Eventos

Contacto Rapido





Copiar Clave de Seguridad:
>
   
Teléfono: 02 2550809
Email: contacto@supresenciaecuador.com

ROBLES Y PAEZ SECTOR LA MARISCAL
QUITO - ECUADOR